La clave está en el servicio

Los clientes que decidan invertir en nuestros productos, tienen a su disposición el servicio técnico de Van Amerongen. Nuestro sistema de control se basa en la respiración y en la pérdida de humedad de la fruta para que esta mantenga su calidad intacta con un consumo de energía mínimo.

Controlamos y analizamos los proyectos y, en colaboración con institutos científicos (como el WUR), usamos los datos obtenidos para seguir mejorando nuestros protocolos de almacenamiento.

Pero el servicio técnico trasciende unas máquinas de calidad y unos protocolos de almacenamiento actualizados. Nos comprometemos con nuestros clientes y entendemos que las sorpresas desagradables al inicio del período de almacenamiento pueden generar un mantenimiento inesperado y caro durante esta época del año tan ajetreada. Por descontado, nuestro departamento de servicio técnico está disponible en todo momento y preparado para ayudarle a resolver cualquier contratiempo.

Al suscribirse al servicio técnico de VA, conseguirá que su instalación funcione de forma óptima. Incluye una revisión de mantenimiento anual entre noviembre y abril, durante el período de almacenamiento. Se comprobará la instalación y se reparará si es necesario. De esta forma, puede comenzar el período de almacenamiento sabiendo que su instalación funciona de la mejor forma posible.

Siempre estamos buscando formas de mejorar nuestro servicio de atención al cliente. No dude en ponerse en contacto con nosotros y decirnos qué podemos hacer mejor.

Gracias por su mensaje