Para una conservación de larga duración, es fundamental que la fruta se recoja en el momento adecuado. Ni demasiado pronto, ni (sobre todo) demasiado tarde. La conservación se reduce a impedir la maduración y el envejecimiento, preservando el sabor y la calidad. En realidad, lo que se hace es retrasar la maduración. Existen varios métodos de conservación de la fruta. Los más conocidos con la Atmósfera Controlada (AC) y el Oxígeno Ultrabajo (ULO).

La conservación en AC

La conservación en AC regula la temperatura, humedad relativa (HR) y los niveles de O2 y CO2. 
Lea más acerca de la conservación en AC

La conservación en ULO

La conservación en ULO reduce drásticamente los niveles de O2 (inferiores al 3%). 
Lea más acerca de la conservación en ULO


Van Amerongen le informa sobre la técnica más adecuada para sus productos.

Gracias por su mensaje

Van Amerongen CA Technology B.V.

While submitting this form there could an popup requesting you to click some images. This is to prevent abuse.